Contratos dunha hora en centros de gran dependencia

Personal laboral de estas instalaciones de la Xunta denuncia la precariedad laboral, con sueldos de 300 a 500 euros, que tienen trabajadoras apuntadas en las listas de contratación.

La Xunta está firmando contratos de una hora y de fines de semana en residencias de mayores y otros centros de dependencia públicos. Condiciones precarias con sueldos de 300 a 500 euros. Es la denuncia que realiza, en Radio Coruña SER, personal laboral que trabaja en estas instalaciones. Una trabajadora, Rosa Borrego, le pone voz.

Son contratos interinos que cubren plazas vacantes o plantillas insuficientes en centros como la residencia de grandes dependientes de Oleiros, Torrente Ballester o el antiguo Santiago Apóstol.

El personal laboral denunciante de esta situación señala que estas trabajadoras se ven obligadas a aceptar estas condiciones porque si no lo hacen quedan excluidas de las listas de contratación.

Los trabajadores laborales de los centros de dependientes de la Xunta insisten en que no disponen de los medios materiales suficientes para prestar una atención de calidad a los usuarios de los mismos. Reiteran que muchas de las camas han quedado obsoletas, que no disponen de suficientes pañales para las personas mayores y que no tienen suficiente tiempo de descanso

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: